martes, 30 de junio de 2009

desvanes




(foto : de de la web aldesván)

Los desvanes, esa cosa tan evocadora (y más si se le suman los recuerdos de pueblo : la palleira, la bodega…). A mi padre se le ocurrió comprar un piso humilde ( pre burbuja, claro), pero nunca vivimos allí, por circunstancias. Estuvo alquilado , y él se preocupaba de los arreglos, cambiar la puerta, esas cosas. Después al padre lo fulmina un infarto y a la madre , con todos los hijos viviendo lejos , le resulta cansado el goteo de dinero, los inquilinos….en fin, que cuando lo dejaron ahí se quedó. Poco a poco sirvió para que un primo preparase unas oposiciones y cosas similares hice yo también , en una mesa puesta en una ventana frente al mar. De paso de fue haciendo “desván”: muebles viejos , cachivaches y sobre todo cajas con las huellas de nuestra vida escolar o de traslados. Así sigue. Pero de repente la madre dice que ya está bien, hay que adecentarlo un poco. Bien. Se empezará por cambiarle el suelo y de los cachivaches ya se encargan los carpinteros y demás. Pero están las cajas , muchas cerradas desde hace tiempo. Hay cosas que sólo puedo hacer yo. Así que ayer pasé una tarde con las cajas. Uff, me aparece que acabé hablando sola o con Neil Young y demás músicos que me acompañaban desde viejas cintas TDK .
Tres viajes al contenedor y en adelante : poco a poco ( a los obreros no le molestan para su trabajo). Es que hay que llamar por la noche :
oye, los viejos apuntes de teleco los quieres?
bueno no, ya no, pero los libros no los tires , eh?
Y así todo el tiempo.
No sé si los que hacen mudanzas valoran a las familias por lo que guardan, trasladan etc. Me parece que de la mía sacarían la conclusión de que tan zumbados como D. Alonso Quijano : casetes a tutiplé , videos y sobre todo libros, papeles , revistas por todas partes. También pudiese pasar que nos diagnosticasen de “síndrome de Diógenes” , que ahora todos son síndromes. Es que me parece que si no fuese porque a la pobre le ardieron en un pequeño incendio , hasta estarán allí los apuntes de las oposiciones a maestra de la madre. Ah, no esos estarían en la casa del pueblo.
Hoy no puedo, pero tampoco repetiría; aparte de los viajes al contenedor hice tantos viajes mentales, que dos sesiones seguidas pueden ser para infartar , de evocación.

( la canción es una especie de guiño familiar)

10 comentarios:

Boris Matijas dijo...

Hacía tiempo que no te leía :( a mi también me iría bien limpiar mi "desvan" , siento que se me acumularon muchas cosas que solamente impiden que entraran cosas nuevas
un abrazo

manuel_h dijo...

cómo cuesta deshacerse de algunas cosas, y qué miedo da encontrárselas años más tarde.
Los apuntes, no, claro, esos se tiran y ya está!

besos

reuben dijo...

debes haber tirado unos cuantos megabites al contenedor..., viste, para algo se debe haber inventado la memoria virtual, ojalá sea para poder hacer más viajes mentales...
saludos

Anónimo dijo...

muchas gracias a todo@s
de corazón.
tentogo la compu raptada .
emma

Jean Bedel dijo...

Esos desvanes, que modernamente los llamamos trasteros, es el lugar que yo denomino, "de nostalgia inservible". Realmente podrías prescindir del 99% de las cosas que allí se guardan pero les tienes cariño o nostalgia y no las tiras. ¿Para que querré yo el master mind, los apuntes de econometría de cuarto, mis bolsas de canicas, el video Betamax de 1980? ... para nada, pero ahí están, y ahí estarán por muchos años más ... Besotes durmevela :-***

Milk dijo...

Fue ver el título de la entrada y pensar: oh, los desvanes, cuantas cosas interesantes se pueden sacar de ahí.

Pienso en un desván y se me apararecen oscuros secretos familiares que algún papel puede desvelar (demasiadas peliculas, imagino). En la realidad solo es un caos de cosas, pero eso no es poco.

Boris Matijas dijo...

ey!!! hace mucho tiempo que no sé de ti. cómo estás? he perdido el telefono y con el tu Nº. espero que estes bien
Un abrazo
Boris

Marcelo dijo...

Como estas?

siloam dijo...

gracias, todo bien. Sólo que el blog está abandonado.
Abrazos a tod@s.

Marcelo dijo...

ok, pero no cumplas el año!